Bringing Up Baby ★★★★

La fiera de mi niña es genial, una screwball de velocidad vertiginosa con mil gags geniales y aunque parezca boba termina siendo agradable en todos los sentidos. Me parece una comedia genial, muy visual y bien actuada.

Aunque no me genera más que un buen rato, se está comodísimo viéndola y Hawks sabe lo que se hace. Por lo demás nada, cine sin pretensiones y sabiendo lo que hace. Gran guión y buenas situaciones. No tengo mucho más que decir.